Infertilidad conyugal



En la infertilidad conyugal las causas más frecuentes corresponden a las alteraciones de los espermatozoides, los trastornos de la ovulación y las alteraciones de la anatomía secundaria a endometriosis, infecciones o trastornos congénitos que se diagnostican habitualmente a través del espermiograma, la histerosalpingografía y la laparoscopía.

Volver al texto