Laparoscopía quirúrgica



La laparoscopía quirúrgica, utilizando pequeños instrumentos como microtijeras, microcoaguladores y micropinzas, permiten operar un hidrosalpinx efectuando la reapertura del extremo ocluído de la trompa, restituyendo la posibilidad de embarazo con similar posibilidad de éxito y evitando tener que abrir el abdomen con las ventajas que esto representa en cuanto a postoperatorio, posibilidad de adherencias y mejor resultado estético.

Volver al texto